Norte de Marruecos

Chefchaouen – Fez – Ifrane – Cascadas de Ouzoud – Marrakech

Nuestro viaje por el Norte de Marruecos comienza en el valle del Rift nos encontramos con la ciudad de Chefchaouen a unas 2 horas desde el puerto de Tánger. Esta ciudad ubicada con todas sus casas coloreadas de azul pastel y sus callejuelas estrechas es un lugar muy agradable para pasar un día.
Aunque Marruecos es un país muy seguro, en el norte si que recomendamos alojarse en camping, más por motivos de tranquilidad que de inseguridad. En lo alto de Chefchaouen tenemos un camping de autocaravanas con todos los servicios desde el que podemos disfrutar de unas agradables vistas de las montañas que rodean la ciudad.

Si lo deseas disponemos de Alquiler de autocaravanas en Cádiz

Continuamos ruta hasta Fez, dónde merece la pena “perder” un día entero o dos visitando su medina, sin duda la más impresionante de todo Marruecos. Veremos como están estructurados sus barrios cada uno con sus servicios, mezquita, horno de pan, escuela, etc… Desde los tejados podemos ver los diferentes oficios, el más llamativo es el de los curtidores de piel, (no olvides comprar un poco de menta fresca para el hedor) y el impresionante paisaje de antenas parabólicas en casas centenarias.

A unos 60 Km. tenemos Ifrane, la llamada suiza marroquí, nada más entrar nos damos cuenta de que la gente adinerada de Marruecos tiene aquí sus residencias para esquiar. La ciudad en si no merece la pena, pero a muy pocos kilómetros está el bosque con unos cedros milenarios que dan vértigo y aparecerán monos por todos los lados que te pedirán insistentemente que les des cacahuetes y si no atiendes su demanda te tirarán del pantalón, yo creo que están compinchados con los que te los venden.

De camino a Marrakech hay que dedicar media jornada a las cascadas de Ouzoud, otra vez monos.

Ya en Marrakech, lo primero es visitar la enorme plaza Jamal el Fna, si puede ser de noche mejor, así la veremos en plena ebullición con todos los puestos que ofrecen gran variedad de comida y unos riquísimos zumos de naranja. En esta plaza encontraremos todo tipo de actuaciones, normalmente el turista es el conejillo de indias. Por el día visita obligada a la medina cuyas calles desembocan en la plaza. Para estar tranquilos el camping de autocaravanas en Le relais de Marrakech aunque un poco alejado, es una buena elección dado que los taxis son baratos. Y otra es el area privada de autocaravanas que tiene André Lechat “Manzil la Tortue” dispone de transporte privado para ir al centro, piscina y todos los servicios que podáis necesitar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *