En Autocaravana por centro-Europa (carrera de Fórmula 1 incluida)

No era la primera vez que alquilábamos una autocaravana para viajar en familia, pero sí iba a ser nuestro viaje con más kilómetros desde casa.

Terminado el curso de los chavales, y como premio a sus buenas notas, empezamos a planearlo. A todos nos encantan las carreras de Fórmula 1, y viendo el calendario, a finales de julio aparecía una carrera tentadora: el Gran Premio de Hungría.

No es un viaje barato, porque sólo las entradas al circuito, si quieres una buena tribuna, salen por un pico, pero por una vez… echamos la casa por la ventana.

Y la decisión de hacer el viaje en Autocaravana estaba clara: a pesar de que hicimos casi 6.000 kilómetros de carretera, el vehículo es confortable y tomándoselo con calma, el viaje se convierte en parte del disfrute.

La A-72 de E-Vans, lista para despegar

Salimos por la frontera de Irún, recorrierndo Francia por sus cómodas autopistas, hasta Clermont- Ferrand, sede de la Michelín. Buenos paisajes, una inmensa llanura verde salpicada de pequeños pueblos pintorescos, con sus iglesias y castillos bien conservados, que invitaban a hacer mil paradas

Primera noche en carretera y listos para la segunda etapa: atravesar Alemania.

 

Con el paso trotón de nuestra autocaravana, daba vértigo ver cómo nos adelantaban en Alemania algunos superdeportivos, sin límite de velocidad.

El paso por Frankfurt especialmente tedioso. ¡Aquello estaba peor que la M30 en hora punta !.

Hay problemas que no tienen solución ni en Alemania, lo cual es un consuelo …

Una buena  pila de Kilómetros y descanso en las cercanías de Salzburgo (Austria).

Casa natal de Mozart, en Salzburgo (Austria)

Por fin, Austria. Después de un montón de kilómetros, empezaba de verdad lo interesante del viaje. Austria es un precioso país con ciudades entre montañas de foto, con ciudades impecables, muchas de ellas reconstruidas en su estilo original tras la devastadora Segunda Guerra Mundial.

Y Salzburgo es la ciudad natal de W.A.Mozart. Visita a su casa familiar, paseo a orillas del Danubio y excelentes salchicas con chucrutte y buena cerveza !!

 

La capital de Austria da para tirarse alli una semana, pero por esta vez nos conformamos con visita al Palacio Real más conocido, por ser residencia de la cinematográfica Emperatriz Sisí . Impresionante imaginar cómo vivían los emperadores del Imperio Austro-Húngaro en el siglo XVIII. Una visita al famoso Conzertgebaum desde donde todos los años transmiten el famoso Concierto de Año Nuevo por televisión.

 

 

El trayecto desde Viena (Austria) hasta Budapest (Hungría) no es muy largo, y pudimos llegar a tiempo para ver el Palacio del Parlamento húngaro iluminado, a orillas del Danubio, y para darnos una buena cena con impronunciables manjares de aquellas tierras.

Por fin esa noche llegábamos al Circuito de Hungaroring !!!! , objetivo de nuestro viaje.

 

Una grandísima ventaja de viajar a un Gran Premio en Autocaravana, es que puedes estacionarla en los párkings que todos los circuitos tienen para este tipo de vehículos, con lo cual pasas la noche al lado de la pista, y el día de la carrera estás en pleno ambiente, sin tener que aguantar madrugones para ir al circuito desde el hotel, con las interminables autopistas colapsadas…!!!!

 

Después de dos días disfrutando de las carreras, la vuelta la iniciamos pasando a Polonia para conocer los campos de concentración de Auswitz-Birkenau.

Y en la capital, Varsovia, nos encontramos con una concentración de miles de jóvenes católicos que acudían a reunirse con… el Papa Francisco!!!!!!

A partir de ahí, otro montón de kilómetros hasta casa, y toneladas de experiencias y buenos recuerdos.

Y ni un problema con nuestra Autocaravana de E-VANS. !!!!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *