RUTA TOLEDO Y SEGOVIA por la familia Román y Dominguez.

Vamos a relataros un poco como fue nuestra primera ruta en auto-caravana visitando dos ciudades preciosas; Toledo y Segovia.

Arrancamos un viernes por la tarde sobre las 18:00 y nos pusimos en ruta desde Palencia nuestra ciudad hacia Toledo. El viaje fue muy bien, y sobre las 22:00 ya estábamos entrando en la ciudad de Toledo, con unas vistas nocturnas preciosas de la ciudad.

Estacionamos en el parking que se encuentra justo enfrente de la Estación de autobuses el cual es gratuito. Nos dispone en contra de ningún servicio ya que simplemente es un parking público, pero tampoco se puede pedir mas, ya que es gratuito. A favor que esta muy bien situado teniendo a poco mas de cincuenta metros la estación de autobuses donde encuentras cafetería y baños públicos.

Cenamos y nos dispusimos a descansar ya que el día siguiente se presentaba muy interesante y requería estar bien descansados, eso sí disfrutando de la preciosa estampa de una ciudad imperial de noche con su imponente Alcázar.

 

Al día siguiente nos dirigimos a la ciudad de Toledo rodeada por sus murallas, ciudad que fue capital de la Corte de Castilla, es una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1986, en donde durante muchos siglos convivieron tres culturas Católica, Árabe y Judía sin ningún tipo de problema nada mas cruzar el parking se nos muestra una línea roja la cual siguiéndola te conduce hacía unas escaleras mecánicas que te suben directamente a la ciudad. La verdad es que es una gran obra de ingeniería que contó con muchos galardones ya que esta tan bien oculta que nos estropea para nada el entorno.

Nada mas salir de las escaleras nos dirigimos la la plaza del Zocodover que se encuentra a unos doscientos metros mas arriba de las escaleras. En esta plaza salen varios trayectos y se encuentra la oficina de turismo. Nosotros antes de nada cogimos el zocotren que es un tren turístico que sale desde esa misma plaza y por unos seis euros te ofrece una ruta por toda la ciudad que dura aproximadamente una media hora, yo os lo recomiendo porque es una manera muy fácil de hacer un recorrido rapido por la ciudad para luego con mas detenimiento y a pie ver la ciudad.

Desde esa misma plaza sale una calle que te lleva directamente al Alcázar de Toledo el cual se ve desde cualquier punto de la ciudad. Fue mandado construir por el Emperador Carlos V. En el se encuentra el Museo del Ejercito Español pero pese a que si vas varios días es de obligada visita, si solo disponéis de un día como nosotros no os lo aconsejo ya que lleva varias horas poder verla ( entre 4-6 horas).

Continuando por esa calle fuimos callejeando por sus sinuosas y empinadas calles y fuimos a ver la Catedral y el barrio sefardí con sus estrechas calles y repleto de tiendas de todo tipo, destacando las armas de las cuales fue famosa Toledo así como los distintos artesanos de tradiciones sefarditas.

 

Cruzamos por la puerta de la bisagra una de las mas conocidas y visitadas por los turistas y nos dispusimos a comer.

Hay multitud de restaurantes con comida tipica manchega como las migas, menudillo, etc.

Después fuimos a ver la exposición del museo del greco que también recomiendo ya que posee una gran colección de uno de los mejores artistas que ha dado este país.

Ya al atardecer dimos un paseo por una ruta ecológica que recorre todo el perímetro de la ciudad por el río la cual es preciosa y con mucha sombra lo cual la hace mucho mas llevadera ademán de los bonitos paisajes de molinos antiguos e infinidad de aves acuáticas.

Sobre las 20:00 volvimos al parking y después de reponer fuerzas continuamos nuestra ruta para llegar a la ciudad de Segovia y poder pernoctar allí.

El viaje fueron unas dos horas aproximadamente, llegando al parking de auto-caravanas que se encuentra en la Plaza de Toros de Segovia.

El Area se encuentra muy bien situada, en una zona muy tranquila y ofreciendo servicio de cambio de aguas y deposito para las aguas negras. A nuestra llegada había como unas treinta autocaravanas¡

Enfrente se esta área hay una gasolinera y al lado de la misma una parada de autobús que en dos paradas te deja a los pies del Acueducto de Segovia.

Descansamos y por la mañana aprovechamos a cambiar agua y reponer auto-caravana para dejarlo todo preparado para el final del día. La noche fue muy bien siendo un sitio muy tranquilo aunque tiene buena pendiente pero nada que no se arregle con un buen par de calzos para nivelarla.

 

Ya de día nos dirigimos a la parada de autobús, desde ahí al centro son cinco minutos escasos pero al ser nuestras hijas todavía pequeñas preferimos hacerlo así, aunque andando estas en quince minutos pero en nuestro caso preferíamos guardar todas las fuerzas para ver luego la ciudad.

Primera Parada como no en el acueducto, el cual ofrece una estampa impresionante, desde el mismo acueducto suben unas escaleras al casco histórico de Segovia, el cual esta rodeado de murallas cosa que yo desconocía pero me sorprendió gratamente. Al subirlas arriba del todo se pudimos disfrutar de unas vistas espectaculares de todas las montañas que rodean a segovia cubiertas por un blanco manto de nieve en sus cumbres.

Ya una vez dentro del casco histórico fuimos callejeando hasta llegar a la plaza principal con la catedral de Segovia presidiéndola, pudimos entrar a verla gratuitamente ya que era domingo y se estaba oficiando misa en ella.

En la plaza de la catedral hay infinidad de restaurantes donde poder mas tarde degustar de una buena típica comida segoviana. Cerca multitud de tiendas artesanas y el barrío judío que mucho nos recordaba al de Toledo.

Continuamos recto siguiendo las indicaciones en dirección a nuestra siguiente parada El Alcázar de Segovia.

Allí paramos a tomar un merecido almuerzo en la cafetería que precede al Alcázar y desde donde sacamos las entradas para visitarlo. Hay dos rutas posibles ver solo la Torre del homenaje ascendiendo hasta lo alto de ella lo cual se hacer por una estrecha escalera de caracol de casi trescientos escalones…y luego otra ruta que es para ver el Alcázar al completo con sus exposiciones de armas y artillería así como diversas estancias.

Nosotros cogimos una entrada que te incluye las dos rutas y que recomiendo. El Alcázar de Segovia  ofrece unas vistas espectaculares desde donde se puede ver toda la ciudad y otros sitios de paso obligado si se dispone de tiempo extra claro, uno de ellos es la casa de la fabrica de la moneda que pese a no poder haber visitado si queda relegada a la próxima visita a la ciudad.

Después de ver el Alcázar deshicimos el camino y nos dirigimos a comer a uno de los restaurantes que se encuentran próximos a la catedral donde pudimos degustar dos productos típicos segovianos….Los Judíones de la Granja y como no el Cochinillo Asado.

Al terminar de comer volvimos hasta el acueducto y después de dar un paseo por sus alrededores volvimos en autobús al parking a recoger las cosas y ponernos en ruta de regreso a casa.

Ya sobre las ocho de la tarde estábamos en Santovenia de Pisuerga (Valladolid) para hacer entrega de la auto-caravana. Destacar el buen trato de profesionalidad ofrecido por E-vans los cuales estuvieron siempre al detalle de todo y agradecerles desde aquí la oportunidad de disfrutar de esta ruta en una auto-caravana que la verdad esta equipada al detalle!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por seguridad, resuelva la siguiente operación: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.