Brujas en Autocaravana

Nos dirijíamos en nuestra ruta en autocaravana camino de Amsterdam, pero no podíamos dejar de visitar Brujas, de la que habíamos oído hablar maravillas, todas ciertas, no nos decepcionó en absoluto.

Brujas

Brujas

No sé exactamente a qué se debe, si a que se trata de una ciudad relativamente pequeña, a su arquitectura con sus edificios neogóticos y sus canales o qué, pero desde el primer momento te sientes muy cómodo en ella.

¿Necesitas alquilar una Autocaravana?
Alquiler autocaravanas en Granada

El mejor sitio para pernoctar es el área de autocaravanas que hay en Minnewater Park, gratuita por cierto. Si es verano conviene acercarse lo antes posible porque a medida que va acercándose la noche se suelen ocupar todas las plazas. Desde aquí a la plaza Markt dónde se encuentra el ayuntamiento son unos 15 minutos andando. Este es buen lugar para una cena rápida en algunos de los puestos de perritos que hay, y sentarse a disfrutar de la comida, de las muchas casitas de arquitectura tan típica por esta zona, del espectacular ayuntamiento y del ajetreo que siempre hay en esta plaza.

Al día siguiente por la mañana, dado que había lo que allí entienden por buen tiempo, es decir que no está lloviendo, teníamos dos opciones para hacer lo que los tour operadores llaman visita panorámica, o darnos un paseo en alguna barca por sus canales o alquilar un tándem, nos decantamos por esta última opción y resulto de lo más divertido. Entre ponte bien y estate quieto, nos llevo lo nuestro arrancar. Toda una experiencia eso del tándem, desde fuera parecía bastante más sencillo, pero nos reímos un buen rato hasta que por fin fuimos capaces de andar los primeros metros, luego un paseo de lo más agradable por sus calles, entre ellas la animada y comercial Steenstraat.

Aprovechamos para subir a la torre del campanario en la plaza Markt desde donde hay unas visitas inmejorables de todo el centro histórico. El resto del día hicimos la obligada visita a Leonidas, donde compramos algunos bombones que no llegaron a su destino.

Visitamos el antiguo Hospital de San Juan que alberga el museo Memling. Tiene más de ocho siglos. Cuenta con colecciones de archivos, obras de arte e incluso aparatos médicos utilizados en la época en la que se abrió el hospital. Entre otros aparatos había una de las primeras sillas de ruedas que existieron, que nos llamó mucho la atención, pues era tal cual su nombre indica, una silla con ruedas.

Las visitas al día siguiente fueron a Onze Lieve Vrouwekerk, de esta iglesia dicen que tiene la torre más alta de toda Bélgica.

Y aquí terminó nuestra breve etapa de dos días escasos en Brujas, que sin duda hubiera merecido mucho más tiempo, pero nuestro destino final era Amsterdam y ya llevábamos bastante retraso en nuestra ruta, y es que viajar en autocaravana es lo que tiene que vas parando en todas las parroquias dónde aprecias que hay algo interesante que ver, y Francia una vez más nos iba lanzando un montón de sugerencias que no podíamos pasar de largo. Pero sin duda repetiremos una escapa más larga para ver otras muchas cosas que dejamos por el camino como Bruselas y Gante.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *