EN AUTOCARAVANA CON LAS SOBRIS

Este verano pasado queríamos darles una sorpresa a nuestras sobrinas de 8 y 10 años y se nos ocurrió alquilar una autocaravana con E-vans y hacer una ruta por Castilla-León y Portugal.

La experiencia fue muy divertida y ellas se lo pasaron genial, pero nosotros, ni te cuento.

La ruta fue circular y aunque fuimos parando en varios sitios, los principales puntos de pernocta fueron:

  • Lago de Sanabria 210 km
  • Oporto 267 km
  • Salamanca 350 km
  • Palencia 165 km

Como teníamos una semana para disfrutar del viaje y de los lugares que fuimos visitando, nos lo tomamos con calma, porque además viajando con niños, no se les puede meter mucha paliza de kilómetros diarios, por lo que por ejemplo en la zona de Oporto pasamos un par de noches.

Salimos de Palencia una mañana tempranito y nos dirigimos hacia el Lago de Sanabria. Como era verano y a las peques les gusta tanto el agua, disfrutamos un montón de la playa del lago. Habíamos aparcado muy cerquita de la playa la autocaravana y por la tarde, después de hacer una merienda cena en el chiringuito del lago, nos dirigimos hacia Puebla de Sanabria pueblo a pernoctar.

También disfrutamos al día siguiente de una pequeña ruta de montaña con ellas. Los paisajes son espectaculares en esta zona, merece la pena perderse un poco por los bosques de Sanabria.

AREA AUTOCARAVANAS EN OPORTO

El tercer día cogimos carretera de nuevo con la autocaravana y nos dirigimos hasta Oporto. En Oporto el área de autocaravanas está un poco alejado del centro pero el paseo es muy chulo y son unos 20 minutos andando que las peques aguantaron muy bien, aunque el segundo día que pasamos allí cogimos transporte público.

En Oporto nos dedicamos principalmente a pasear por la ciudad y a hacer turismo. Cuando llegamos a una ciudad grande lo primero que solemos hacer después de dejar la autocaravana bien aparcada en el área correspondiente, es dirigirnos a Turismo, sobre todo cuando viajamos con las sobris. Así hicimos en Oporto. Intentamos no saturarlas de visitas turísticas, pero entre helado y helado, vimos las bodegas, por supuesto, visita obligada, y también los lugares más emblemáticos de la ciudad vieja.

El cuarto día nos dirigimos hacia Aveiro, no podíamos irnosde esta zona sin dar un paseo en barquita por sus canales, por supuesto. Pernoctamos una noche aquí, cerca de la playa en un área de autocaravanas muy tranquilo.

Tras dos días en esta zona salimos con la autocaravana hacia Salamanca. Como el viaje era un pelín más largo que los anteriores, decidimos hacerlo de dos tramos y paramos a comer en por el camino y descansar un poco. Habíamos disfrutado poco de comer sentados en la autocaravana y decidimos“comer en casa” en esta ocasión.

PLAZA MAYOR SALAMANCA

En Salamanca nos quedamos en el parking de Trinidad para poder visitar la ciudad. Es gratuito y aunque estaba bastante lleno, conseguimos un hueco para poder dejar la autocaravana y disfrutar de la ciudad.

La verdad es que la experiencia ha sido estupenda. Las peques han disfrutado muchísimo de viajar en autocaravana y seguramente repetiremos alquilando una autocaravana con E-vans. Nos encantó disfrutar de esta semana con nuestras sobris.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *