Galicia por la costa (II)

…y continuamos con nuestro viaje que empezamos la semana pasada, en autocaravana por la costa de Galicia.

… viene de ‘Galicia en Autocaravana (I)’

Muxía

Muxía, Santuario Virgen de la Barca, Pedra dos Cadrís, A Ferida, Pedra de Abalar. Las panorámicas en la «Costa da Morte» es un continuo de parajes a cual más hermoso y espectacular. Puerto pesquero y ciudad famosa desgraciadamente por el “Prestige”. Buen sitio para tomar unos vinos y tapas. Desde aquí un rincón para el recuerdo, para NO OLVIDAR y para hacer mi pequeño homenaje a todos aquellos voluntarios que se entregaron generosamente y sin descanso a una tarea que casi parecía imposible: quitar el luto al mar y devolverle su vida y su color. Algo así, nunca mais. Creo que estoy lejos de imaginarme lo que pudieron sentir estas gentes acostumbradas a vivir con el azul del mar y las arenas blancas, cuando un manto negro lo cubrió todo…

Cee

Cee, junto centro de salud y al lado de la playa N 42º 57’ 11” W 9º 11’ 27”. Parada de aprovisionamiento en el Carrefour que hay a la entrada del pueblo. Villa populosa sin mucho más.

Corcubión

Corcubión, N 42º56’40” W 9º11’25”, pequeño y coqueto, el puerto puede servirte para dormir, y aunque haya mejores sitios este es bueno para pescar chipirones, por lo menos para mí.

Finisterre

Finisterre, El faro más famoso de toda la costa gallega. N 42º 53’ 12” W 9º 16’ 19.22”
A partir de aquí comienza o termina a Costa da Morte: Considerado como el fin del mundo (fines terrae), se pensó que más allá tan solo existía una sima de agua donde el sol se apagaba cada noche y a través de donde se llegaba a una región de tinieblas poblada por monstruos marinos. Ahora se sabe que el punto más occidental de Europa está en el cabo Touriñan, pero se ha considerado siempre que era el cabo Fisterra.

¿Necesitas una Autocaravana?.
Alquiler autocaravanas Bilbao

El faro fue construido en el XIX y electrificado en 1930. De torre octogonal, tiene casa del farero y una plaza de homenajes, la de la República de Argentina. Es el faro más visitado de Europa y el más próximo a América, conocido por todos los navegantes del mundo como advertencia de la cercanía de una costa sumamente peligrosa y traicionera. Por cierto, una hermosa explanada a un lado del faro invita a pasar la noche a los más atrevidos

foto11

Ezaro

Ezaro, donde desembocaba el único río en cascada de nuestro continente. Ahora “abren la puerta” los domingos a las 12 h (están pensando en ampliarlo en verano). Con todo el entorno es espectacular. A la entrada del pueblo, por el sur, giras a la derecha, pista estrecha que te lleva, a 200 m a un coqueto parking al lado de la estación eléctrica y al pié del farallón por donde cae el río, cuando le dejan. Merendero y agua. Si quieres puedes darte un pequeño paseo pista arriba, con repechos no aptos para comodones como yo.

Carnota

Carnota, área AC, N 42º 48′ 11» / W 9º 7′ 46», Hasta que no lleguemos a Muros la costa es muy agreste y con muy poco turismo. La playa de Carnota es una de las más grandes, de unos 7 km., con zonas abrigadas, zonas de surf, zonas de nudismo, etc. Dicen que aquí está el hórreo más grande de Galicia.

Caldebarcos

En Caldebarcos, en el extremo norte de la playa, hay un par de restaurantes, sencillos, pero encantadores: Contevella y Casa da Crega, donde el pescado y el marisco es un acierto seguro (es todo extraído de esa zona de costa).
Una zona donde se suelen juntar AC’s, es en la parte norte de la playa, llamada “a boca do rio”. Aquí mismo puedes convertirte en pescador de bajura por unas horas (muy interesante).
En la playa de Lira puedes pernoctar idílicamente, si encuentras sitio, claro.
No te olvides de visitar los hórreos.

foto10

Muros

Muros, son playas muy tranquilas, con poca gente y todos pueblos de pescadores.
En la zona de Noia / Muros se encuentran las mejores sardinas de Galicia (tampoco son malas las de la zona de Ribeira…)
Es una zona con pan de maiz (millo en gallego). Hay unas empanadas de maíz y pescado estupendas.
Muros es otro pueblo pesquero por excelencia y con un casco viejo curioso. Es una villa medieval que tradicionalmente consideramos el principio de las Rías Baixas. Tiene un bonito casco antiguo con edificaciones de origen medieval. Mucho ambiente, puerto, paseo y tapeo. Aunque esté hasta los topes no es difícil encontrar sitio en el puerto, pleno centro, claro. N-42º, 47’, 18” W-08º, 58’, 40”.

Noia

Noia, cerca de la estación de autobuses. N 42º 47’ 14” W 8º 53’ 26.54”. Zona tranquila y pueblo con casco antiguo bonito.

Corrubedo

Corrubedo, donde hay una gran duna movil de arena de más de 20 mts. de
altura. Bien indicado y con buen parking. N 42º35’05” W 9º2’41”.

Boiro

Boiro donde hay un Area de AC’s es el proximo destino, N 42º38’30” W 8º53’49” y cuando llegamos estaba casi llena. Tuvimos tiempo para pasear por la costa con un cielo limpísimo y a comprar a la “plaza” como dicen aquí.

Ribeira

Ribeira es uno de los principales puertos de pescadores de toda la costa. La lonja es bastante famosa.
Últimamente las lonjas están acotadas a profesionales, pero, fuera de éllas, siempre se puede comprar el pescado directamente a los pescadores.

Villagarcía de Aorusa

Villagarcía de Arousa, puerto N 42º 36’ 02” W 8º 45’ 58.59”, sin grandes atractivos, pero válidas para tomar buenos vinos.
En la Isla de Arosa, según cruzas el puente a la izquierda hay buenos sitios para aparcar y pernoctar (verás más AC’s).
La fiesta de la navaja es en el puente del 25 de julio.

Cambados

Cambados, N 42º 30’ 36” W 8º 48’ 57.68”. Es una ciudad pequeña y bonita, con un buen parador. Tiene multitud de pequeños bares, para beber y tapear. Es la cuna del Albariño y se puede visitar el Palacio de Fefiñanes, sede del mismo.

Portonovo

Portonovo, N 42º 23’ 56.25” W 8º 49’ 26”. Buen sitio enfrente de la playa. Ojo, preguntar que hay algún día mercadillo.

Combarro

Combarro, muy turístico, muy reformado con muchos bares y muchos horreos frente al mar, no faltan tampoco las casas de sourvenirs y en casi todas venden orujo “casero”. A pesar de ser pueblo para turistas hay que hacer el “guiri” y visitarlo. Es una pequeña localidad, al otro lado de la ría enfrente de Pontevedra, donde puedes dar un paseo, comer bien en varios sitios y tomar un buen albariño, ya que estás en la zona de este vino.
Hay varios restaurantes de pescadores en el puerto, siendo uno recomendable El Peirao.
Se puede pernoctar en el puerto, verás más AC’s. N 42º25’41” W 8º42’27.14”

Pontevedra

Pontevedra, Area de AC’s N 42º25’23” W 8º39’20.40”, en la que se puede pernoctar y dejar la autocaravana para conocer la ciudad. Merece la pena pasear por su casco histórico, visitar la capilla de la Peregrina, la iglesia de Santa María la Mayor y la plaza de la Leña.

La guardia

La guardia

Bueu

Bueu, puerto N 42º19’45” W 8º47’12.53”. No tiene grandes atractivos pero hay dos o tres sitios que comes pescado muy bueno. Uno de los sitios puede ser El Pescador que está en el centro y otro El Centoleira. Al llegar los barcos de las bateas de mejillones a lo mejor puedes comprarles una malla de ellos barata. Si subes al cabo Udra pronto aparecerá alguien que se ofrece para cogerte unos percebes por un bajísimo precio que podrás comer allí mismo en la zona de pic-nic con fuente, N 42º20’05” W 8º49’30”. Algunos se atreven a pernoctar allí y desde luego las vistas son impresionantes.

Redondela

Redondela, Area AC’s junto Policia N 42º17’24.13” W 8º36’38.33”. Al otro lado del riachuelo hay una explanada grande de tierra para aparcar. Famosa por su empanada de chocos, no dejéis de probarla.

Vigo

Vigo, primer puerto pesquero del país y parada de muchos grandes cruceros y aunque nos pareció que la ciudad estaba un poco descuidada no por eso deja de ser una parada obligatoria.

La Guardia

La Guardia, puerto N 41º53’54.43” W 8º52’36”. En Chupaovos tienes pulpo con patatas, croquetas de marisco, percebes, erizo, quisquillas, navajas, etc. Con una buena relación calidad-precio. Está subiendo una escalinata, situada en la mitad del paseo del puerto. Por aquí se compra marisco/pescado en la plaza de abastos (calle principal de bajada al puerto) o en la Cetarea del Riveiriña. A Guarda se la conoce como «la capital de la langosta», con un pequeño puerto pesquero en el que podremos dejar nuestras AC`S.

Monte de Santa Tecla

Al sur se eleva el Monte de Santa Tecla (341 m.) N 41º53’18” W 8º52’15.38”, dominando la desembocadura del Miño. Desde la cima se contemplan bellas vistas. En la subida, en la falda del monte, se pueden ver abundantes restos de una ciudad celta, que fue habitada desde el s. XX a. C. hasta el s. III de nuestra era.

Catedral de Tuy

Catedral de Tuy

Tuy

Ya en Tuy nos podremos dirigir al área para AC´s N 42º02’36.31” W 8º38’47.57”, que queda a un paso del centro de la ciudad y así disfrutar de esta bonita localidad asentada al borde del Miño. En lo más alto se encuentra la catedral que fue fortaleza en sus inicios, se encuentra rodeada por las estrechas calles del casco antiguo. Desde el área también podremos realizar una visita a la localidad cercana de Valenca doMinho en Portugal dando un paseo a pie de unos 3 Km. cruzando el puente de hierro que separa ambas localidades sobre el rio Miño obra de Gustave Eiffel (1884). Entrando en Valenca nos encontramos con las murallas dentro de la cual se encuentra la antigua ciudad fortificada por la que podremos pasear por sus calles dedicadas al comercio turístico. También merece la pena visitar o Monte do Faro que se encuentra cercano pero para ello tendremos que coger nuestra AC. La carretera asciende rápidamente entre pinos y las vistas van ganando en amplitud. Un sendero conduce hasta la cima (alt.565 m), que ofrece un extenso panorama.

Ribadavia

Ribadavia, última parada de camino ya para casa. Cerca de la Guardia Civil N 42º17’08” W 8º08’35”. Barrio judío, dulces típicos y elaborados artesanalmente con productos originales de varios países. Cementerio con tumbas de masones. Feria medieval el último sábado de agosto.

Hemos vuelto todas las veces repletos de todo. La gastronomía, como sus paisajes, pasan del monte a los prados y del acantilado a la playa en un abrir y cerrar de ojos.

Sus pueblos nos sugieren épocas remotas, gentes de parrafadas eternas con la excusa de un ratillo de pesca, de personas que todavía lloran cuando hablas del Prestige, aire fresco, gente sana, en fin un pequeño esbozo de quinientos kilómetros de ruta y mil razones para volver.

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.