Granada: Alpujarras

Conocimos a una familia en una concentracion de autocaravanas con la que planeamos una excursion en el mes de abril, a Granada: Alpujarras. Como ellos son de un pueblo del Marquesado, situado en la cara norte de Sierra Nevada, pensamos partir y recogerlos cerca de alli, en La Calahorra. Visitamos el pueblo, con un gran castillo que se ve desde la autovia, pero no pudimos entrar, por que solo se visita los miercoles. El pueblo es tranquilo, buen tapeo, y vino tipico.

Si lo deseas disponemos de Alquiler de autocaravanas en Granada

A 14 km comenzamos a subir el puerto de La Ragua, carretera de montaña, pero en buen estado. En invierno esta cubierto de nieve, tiene pistas de esqui, trineos, se practica senderismo a pie y a caballo, pero es un gran desconocido. Alli hay un albergue y un bar. Nos encontramos solo un poco de nieve, lo justo para que los niños se tirasen unas bolas.
Laroles es el primer pueblo al bajar del puerto. Hasta Cadiar hay muchos pueblecitos, las vistas de las Alpujarras son impresionantes. Para pecnortar muy tranquilo.

Al dia siguiente, nos dirigimos a Trevelez, el pueblo a mayor altitud de la Alpujarra . Alli puedes degustar el plato alpujarreno (patatas a lo pobre, huevo, chorizo, morcilla y jamon). El jamon serrano de Trevelez es típico. Es tambien muy caracteristica la artesania en tapices y ceramica.

Con calma y disfrutando del paisaje llegamos a Capileira. Muy turistico, te puedes encontrar gente de todas partes del mundo, a pesar de que alli parece que se ha detenido el tiempo. Pero de calles imposibles de transitar en la autocaravana. No muy lejos hay un parking municipal para autocaravanas donde habia sitio y pernoctamos alli. Haciendo un poco de senderismo llego la hora de la comida, decidimos buscar un sitio de “tapeo”, en la plaza del pueblo.

Al dia siguiente bajamos a Orgiva y Lanjaron, pero hicimos una breve parada, porque nuestra intencion era bajar a la costa tropical de Granada, Almuñecar, alli pasamos dos dias inmejorables.

No tuvimos problema en estacionar a la entrada del pueblo, cerca de la explanada de el mercadillo. Se puede llegar al centro paseando, donde hay muy buen ambiente y gran oferta gastronomica.
Al dia siguiente comimos “pescaito” en un chiringuito, y tomamos el sol un rato.

Cada familia partimos hacia nuestro destino de vuelta a casa…

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *