Normandía en Autocaravana

Me pongo a escribir este relato con el objetivo de que pueda resultarle útil a aquellas personas que pudieran estar planeando un recorrido en autocaravana por este departamento de Francia, Normandía. Quiero, también mostrar mi agradecimiento a las personas que con su dedicación y generosidad, comparten sus relatos y ofrecen información práctica. De ellos hemos copiado y diseñado nuestros propios itinerarios y contribuyen así, a darle continuidad a la cadena de información actualizada y recomendaciones para futuros viajeros.

¿Necesitas una Autocaravana?.
Alquiler de autocaravanas en Bilbao

Cuando pensamos en hacer este viaje decidimos que debía ser en este año 2.014 ya que se celebraba el setenta y cinco aniversario del desembarco y como consecuencia habría un gran programa de actos. También sería seguramente la última oportunidad de ver a los veteranos que suelen asistir. En contra estaba la masificación que podía haber en alguno de los sitios sobre todo en las áreas de AC o zonas de pernocta. Lo que nunca pensamos era que por otros motivos que condicionaron las fechas terminaríamos intentando entrar en Caen el mismo día que los presidentes de veinte países del mundo lo hacían. Perdimos nosotros, claro.

Veníamos desde Bélgica y habíamos pasado el día anterior en Amiens, N 49º53’38.47” E 2º17’10.28”, un aparcamiento muy céntrico y con sombra.

Nos indicaron que a las seis de la tarde abrirían el cinturón así que decidimos meternos en la boca del lobo pensando que los demás saldrían. Tuvimos suerte y nos presentamos en Ouistreham en un aparcamiento junto al puerto, N 49º16’48.50” W 0º15’00”, y a quinientos metros del área de AC, N 49º17’16” W 0º14’59”. Desde allí pudimos acercarnos a la playa Sword, sector Roger, donde estaba la gran carpa para las celebraciones. Una seguridad impresionante nos hizo volvernos a la AC después de dar una primera vuelta de reconocimiento por la zona de bares. Mañana estará todo más tranquilo así que, a cenar y a tirar la caña un poquito en el puerto para relajarnos. Por cierto, en Francia no hace falta licencia para pescar en el mar desde la orilla.

El Gran Museo del Bunker

El Gran Museo del Bunker

A la mañana siguiente visitamos el mercado y comprobamos por primera vez que los precios del pescado menudo (sardina, verdel, …etc) es más caro que en España, pero el pescado grande (rape, lubina,… etc) es más barato, compramos un par de litros de mejillones, si he dicho litros ya que los miden con un pote como el que se usaba antiguamente cuando comprabas leche, y unas nécoras que salieron buenísimas además estaban peligrosamente vivas, al horrible precio de 3,5 € el Kg. Cuando vi el precio sobre la caja le pregunte si era la unidad , no, no, es el Kg.

Después de hacer las compras vamos a visitar un bunker de hormigón aparentemente grande por la altura, decidimos investigar y efectivamente es un bunker de observación de 5 plantas que se puede visitar. Visitamos el bunker y realmente muy interesante está por dentro como si el tiempo no hubiese pasado. El precio es 7 € adultos 5 € niños.

Barcazas de desembarco

Barcazas de desembarco

Cuando llegamos a una de las barcazas del desembarco, los niños de un colegio estaban colocando unas pequeñas cruces con los nombres de los soldados que habían muerto en ella. Símbolos por todas partes y un grandísimo respeto y admiración a los pocos veteranos que se ven.

Retrocedemos un poco hacia Benouville donde está el puente Pegasus que fue conquistado por los paracaidistas ingleses, dando lugar a la primera ciudad liberada. Justo pasas el puente y te encuentras el café Gondre es imposible no verlo, paramos un momento para hacer unas fotos. El puente es exacto al original que puedes ver en un museo que está allí mismo.

Puente Pegasus

Puente Pegasus

Seguimos retrocediendo según el itinerario inicial hasta Merville sur Merpara ver una de las baterías mejor conservada además de bunker, pasadizos, etc. Y donde en una casamata reproducen una situación de combate: Sirenas de alarma, en el refugio apiñados, calor, se apagan las luces, siguen las sirenas y escuchándose cada vez más cerca el sonido de las bombas, empiezan a oírse los primeros tableteos de las ametralladoras, gritos, las bombas cada vez más cerca, tiembla el suelo, sudor, gemidos de heridos pidiendo ayuda… hasta ese punto pudimos aguantar algunos.

En el exterior clubs, asociaciones y particulares vestidos de la época y participando en rememorar la historia. Visita imprescindible donde se pueden visitar los bunker caracterizados con maniquís y material de guerra de la época con avión también visitable. Aparcamiento baterías 49º16’13.42” W 0º11’47”. En el pueblo hay un aparcamiento N 49º16’40” W 0º12’9,50” que en caso de necesidad se puede utilizar y dar un paseíto. En 49º 17’05.44” W 0º 12’ 35.62” hay área de AC. Y desde ella puedes acceder a pie por la costa, paraje natural, visitando más fortificaciones.

Siguiente parada en Lion sur Mer N49º18’5.60” W 0º18’46.81” después de venir por toda la carretera de la costa como trataremos de hacer en el resto del viaje. Ver playa de JUNO BEACH, bunquers en la playa. Descanso, ya que mañana iremos a Courseulles sur Mer. Antes pasamos por Saint Aubin sur Mer.

En Courselles aparcamos en el centro del pueblo, junto al muelle, N 49º 19’56” W 0º 27’52,23” Juno beach. Bonito pueblo que aparte de los museos, sus calles y su playa tiene unos criaderos de marisco fenomenales. Ostras, langostas, etc,etc y un precio excepcional. Creo recordar que la docena de ostras 6 euros. Así que tuvimos que pecar.

Antes de llegar a Arromanches imprescindible parar en N 49º20’21.15” W 0º36’51.10”, cine circular y después asomarse a los acantilados y ver la playa para ver los Mulberrys, llegamos hasta el museo del desembarco, pero nos pareció caro y poco interesante, por lo que no entramos, subimos una pequeña colina para sacarnos unas fotos junto a un Sherman para después bajar al área de AC, N 49º20’20.50” W 0º37’32.35”, y pasar la noche.

Bayeux

Bayeux

Al día siguiente vamos de visita a Bayeux que tiene área de Ac gratuita, N 49º16’49.50” W 0º42’26.62”. Una vez perfectamente aparcados nos dirigimos por las callejas hacia la catedral, impresionante tanto por el exterior como por el interior, visita obligada. Posteriormente nos dirigimos por entre calles a la tapicería, no hay error, letreros por todos los lados. Tapisserie de Bayeux, en cuanto al tapiz una maravilla, los audioguías (gratuitos) estupendos, en nuestra opinión otra visita clave. Cerca del área hay un lavomatique.

Al día siguiente empezamos con las baterías de Longues sur Mer, N 49º 20’ 35” W 0º 41’ 31”, es un conjunto de 4 baterias de cañones de 150mm bastante conservados. Entre el cañón 2 y el 3 sale un camino hacia el mar y se llega al puesto de observación de las baterias según vamos andando observamos detalles como trozos de alambre de espino ya casi descompuesto, un letrero pequeño en el que indica el peligro de salirse de las rutas, un ramillete de flores junto a una piedra, y te das cuenta de la importancia de ver las cosas despacio, que debajo de cada piedra puede haber un pedazo de historia y en cada cruce de caminos una emboscada.

Puesto de observación de las baterias

Puesto de observación de las baterias

Creo que no hay otro acontecimiento de la historia que haya ocupado tantas páginas de libros, generado tantos documentos, y que se hayan recreado tantas películas. Sin embargo hay momentos, hay rincones que están pendientes de su propia historia. Habría que hablar con quien dejó la flor, con quien puso en la pared una tarjeta con todos los nombres de su familia dando las gracias, con el que pasea cerca de los acantilados con los ojos en lágrimas. Cada cual tendrá su percepción pero estoy seguro de que todo el que visite estos lugares se volverá con un revuelto de sentimientos.

Nos vamos a dormir a Port en Bessin, N 49º20’44.41” W 0º45’28.63”, pueblo tranquilo que en su día fue desde donde suministraba el carburante para la maquinaria del desembarco.

El día 6 de junio de 1944, la playa de Omaha fue testigo de la batalla más sangrienta de la II Guerra Mundial. Los errores de estrategia del bando aliado hicieron que más de la mitad de los soldados que desembarcaron en esta playa murieran acribillados por el fuego alemán, muchos de ellos antes de pisar la arena de la playa para entrar en combate. Cuentan los que sobrevivieron a este infierno, que el agua gélida y gris del mar acabó teñida de rojo con la sangre de las víctimas. Desde ese día, a esta escalofriante playa se la conoce como “La Sangrienta”.

No vamos a recordar mucho más la historia, solo destacamos este trozo… para eso están los libros y la memoria de los que la vivieron.

severloch
De los 3.600 hombres que perdieron su vida en Omaha, se estima que aproximadamente la mitad fueron abatidos por un mismo hombre. Desde su nido de ametralladoras, Heinrich Severloh sembró la playa de muertos con su MG42. Su posición sobre las amplias arenas le daban una visión y una línea de fuego casi perfectas. Severloh cuenta que no hay día en que no piense en los hechos que ocurrieron hace 62 años en Normandía. Fue el primero en abrir fuego y el último en terminar, aproximadamente nueve horas después. De los 30 hombres que componían la guarnición alemana sólo dos sobrevivieron, los cabos Heinrich Severloh de 20 años y Franz Gockel de 18.Severloh fue enviado como prisionero a EEUU y en 1946 fue llevado a Inglaterra a construir carreteras. Le liberaron y fue devuelto a Alemania en 1947. Durante su cautiverio no le contó a nadie quién era y sólo lo hizo a su esposa muchos años después de casados. Trece años después de su vuelta a Alemania, leyó el libro «The Longest Day» y oyó por primera vez el nombre de David Silva, un soldado americano que estuvo en Omaha Beach y sobrevivió a pesar de quedar gravemente herido al recibir tres balazos (probablemente disparados por Severloh).

Desde finales de los años 50, David Silva vive en Karlsruhe (Alemania). De vez en cuando, él y Severloh se han visto y se han hecho buenos amigos. Cruel casualidad, ¿no?.

Vamos a visitar el cementerio americano, N49º21’26.55” W 0º51’07.44”. Hay 9.387 tumbas, todo perfectamente cuidado, ordenado y vigilado. Desde que llegas al parking un montón de personal para aparcar, guiar, recepción, mantenimiento, etc. Antes de entrar hay una zona de murales, videos explicativos y documentos. Sólo se puede decir que es impresionante. Es para verlo, es para sentirlo.

Decidimos visitar el cementerio del otro bando, La Cambe. Hay 21000 tumbas. En este cementerio hubo americanos y alemanes, pero cuando se hizo el americano evidentemente los americanos fueron trasladados al suyo. Se puede contar pero si lo veis, comparaciones son odiosas, el parking sin problemas pero pequeño, había 2 Ac alemanas, 2 coches alemanes, nosotros y un par de coches más, por supuesto no hay control de entrada ni nada, entras como a cualquier otro cementerio.

Acantilado de Point du Hoc

Acantilado de Point du Hoc

Después de esto fuimos a Point du Hoc, que es básicamente una batería como la de Longues, eso si algo mas grande, que fue bombardeada y asaltada por los rangers, y vosotros mismos veréis como quedo ese campo de batalla. Sin problemas para aparcar N 49º23’34.50” W 5º59’18.26”.

Sigo sin entender por qué desembarcaron en este punto concreto, con un acantilado vertical y una superbateria encima. Prácticamente imposible. Me imagino a los soldados pegados como lapas a la pared sin poder moverse horas y horas. Y sin esperanzas de ayuda. Cuentan que tenían entrenadísimo en Inglaterra el lanzamiento de los ganchos con cuerdas para poder escalar la pared. Al mojarse las cuerdas estas aumentan de peso y no consiguen llegar hasta la cima. Desastre. Solamente sobrevieron el 30 por ciento de la unidad.

normandia11

Nos vamos a dormir a Grandcamp Maisy, area de AC N 49º23’10.32” W 1º02’16.15” y al día siguiente en Isigny sur Mer N 49º19’17.27 W 1º 06’15.73” . Area de AC muy tranquila cerca de Carrefour. Nos tomamos un pequeño descanso, limpieza general, compras, y partido de la selección española.

Sainte Marie du Mont N 49º24’51.34” W 1º10’33” Museo de Utah Beach. Fue una parte importante de la Operación Overlord ya que si los desembarcos fracasaban aquí sería el punto de concentración. En este sitio se encuentra el km. 0 de la conocida como “Via de la Libertad” que es la ruta que siguió el ejército norteamericano hasta Bastogne (Bélgica). De las cinco playas en que desembarcaron los aliados esta fue la menos castigada, con 200 muertos.

Sainte Marie Église, 49º24’32.26” W 1º18’56.26” es famosa por ser la primera población liberada por los americanos, pero lo es también por el episodio del paracaidista John Steele, que quedo colgado de la torre de la iglesia fingiendo estar muerto hasta que dos horas después fue capturado. En la actualidad, un maniquí colgado de un paracaídas en la torre de la iglesia, recuerda este suceso.

En el pueblo, se ubica el Musée Airborne (8€ /Adulto) que contiene una gran colección de objetos militares de la época y que rememora el importante trabajo que realizaron las fuerzas aerotransportadas americanas en la preparación del día del desembarco. Aparte de numerosas escenografías relacionadas con estos hechos, alberga un planeador Waco al que se puede acceder a su interior y que es un modelo similar al utilizado para la operación de la toma del puente de Bénouville conocido también por Pont Pegasus, que llevaron a cabo las tropas británicas. Otra curiosidad que hay es el Criker (rana). Pequeño artilugio metálico que llevaban los paracaidistas para reconocerse entre ellos. A un toque de criquer deberían contestar con dos toques, en caso contrario se abría fuego.

Consiguieron reagruparse a pesar de haberles hecho saltar desperdigados por todos lados. Como curiosidad y ver cómo pequeñas cosas pueden decidir la suerte de una batalla, comentar que en una zona cercana anegada por Hitler para intentar parar a los aliados saltaron los paracaidistas americanos y británicos juntos sin saber que la zona estaba inundada. Cuando llegaron a tierra, mejor dicho al agua, tenían que soltar rápidamente el paracaídas para no enredarse en él. Muchos americanos no lo consiguieron ya que sus cierres eran dobles y muy “seguros”. Se ahogaron.

GLORIA Y HONOR A TODOS LOS MUERTOS.
AGRADECIMIENTO ETERNO A TODOS LOS QUE HICIERON
QUE SEAMOS TODOS MÁS LIBRES.

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *