Oporto en Autocaravana

Esta vez visitamos Oporto en autocaravana partiendo desde Zamora.

¿Necesitas alquilar una Autocaravana?
Alquiler autocaravanas en Segovia

Si hacemos la entrada a Portugal por Puebla de Sanabria Bragança es un buen sitio para hacer etapa, tiene un área de autocaravanas muy bien cuidado a los pies del castillo, el área esta escalonado en terrazas y es enorme, yo diría que para unas 50 AC’s aproximadamente, tiene una zona de recreo al lado con mucho césped y mesas. Aunque no dispone de luz eléctrica está equipada para el llenado y vaciado de aguas. El castillo y sus calles adyacentes están magníficamente conservadas, dentro nos encontramos con un museo militar y a unos pasos tenemos el de la máscara.

Lo primero que nos llama la atención al llegar a Oporto es el enorme puente de Luis I que la comunica con Vila Nova de Gaia, debajo de este puente en la carretera que discurre paralela al Duero y alejándonos un poco del centro podremos encontrar sitios tranquilos para pernoctar. En Vila Nova por la tarde podemos aprovechar para visitar alguna de las bodegas y degustar diferentes variedades de la exquisita bebida. Es aquí mismo a lo largo de toda esta orilla dónde encontraremos un montón de restaurantes y tascas para todos los gustos y bolsillos, destacando los pescados y mariscos. Y ya en la otra orilla podremos tomar algo en una de las terrazas junto a la Plaza de la Ribera. Subiendo desde aquí por la calle del palacio de la bolsa veremos el escaparate de una chocolatería que hace toda clase de herramientas con este material, están realmente logradas.

El Palacio de la Bolsa con su sala arábiga, inspirada en la Alhambra es una maravilla.

No dejéis de ver la librería Lello, según dicen, y me lo creo, la más bella de toda Europa. En esta librería se han rodado escenas de Harry Potter. Incluso podréis tomar un café en un cómodo sillón ojeando algún libro.

Para ir de compras la Rua de Santa Catarina os ofrecerá comercios de todo tipo, y no debe perdonarse un café en el centenario Majestic servido por sus camareros impecablemente vestidos y con sus zapatos de charol que deslumbran.

Un museo simpático, aunque sin grandes pretensiones, es el del tranvía (Museo do Carro Eléctrico).

Estación de Sao Bento

Estación de Sao Bento

La estación de Sao Bento es una buena muestra de los típicos azulejos pintados a mano. En el lateral derecho encontramos una tasca, cuándo digo tasca digo tasca, en la que comeréis de lujo y tirado de precio, no apta para escrupulosos.

La plaza de la libertad es el centro neurálgico de la ciudad.

Aunque Oporto siempre es muy criticada por su estado de conservación, yo creo que esto y otras cosas como los tenderetes de ropa siempre presentes en las ventanas son lo que la dan esa identidad tan propia y la hacen sentir como una ciudad llena de vida.

Los que queráis algo de playa os recomiendo bajaros hasta Aveiro a 77 Km., porque los sitios costeros cerca de Oporto como Espinho y Matosinhos son una aglomeración de bloques de pisos sin ningún atractivo, sin embargo en Aveiro y más concretamente en Costa Nova, la lengua de tierra que crece frente Aveiro, teneis un lugar magnifico para estacionar al borde el mar.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *