Toscana

Lo mejor para visitar la Toscana en autocaravana además de los destinos más populares es dejarse perder por esas carreteras dónde sin duda encontraremos hermosos y tranquilos pueblos, como Montecatini con su acogedora plaza llena de terrazas para cenar o Volterra.

Si nos centramos en lugares más conocidos, merece la pena visitar Siena dónde es muy curioso ver los desfiles que se hacen todos los domingos por la tarde en verano y al final del mismo cada barrio presenta orgulloso a sus jóvenes promesas (ver foto abajo).

Torres

Torres

Si lo deseas disponemos de Alquiler de Autocaravanas en Bilbao

No hay que perderse San Gimignano con sus “rascacielos medievales”, parece ser que en la Edad Media los nobles de esta ciudad querían destacar sobre el resto construyendo la torre más alta y esbelta que pudieran, algunos se arruinaron en el intento, la ciudad llegó a tener 70 de estas torres, hoy en día sólo quedan en pie 14 de ellas.

La ciudad de Lucca está llena de vida y destaca por sus amplios espacios y el poco tráfico, lo que la hacen muy apacible, es original la plaza que está construida sobre un antiguo circo romano.

Aunque para gustos se hicieron los colores… pensamos que la visita a Pizza, más allá de su torre no merece la pena, vimos bastante prostitución y un ambiente bastante enrarecido y no hubo más remedio que recurrir al camping.

Otro sitio que visitamos sin pena ni gloria fue Vinci, bastante decepcionante el museo que sus conciudadanos le han dedicado a Leonardo.

ayto_florencia

Ayto. de Florencia

Por supuesto no hay que dejar de visitar la animada Florencia, con su espectacular Duomo y el no menos espectacular ayuntamiento y el Ponte Vecchio con sus tienducas. Un buen lugar para pernoctar con autocaravana es el camping de Fiesole, bien comunicado en autobús y con buenas vistas sobre Florencia.

En cuánto a la gastronomía en la Toscana, nos pareció bastante variada, abundante y económica. Los amantes de las setas no pueden dejar de probar la exquisita fungi porcini.

Por último avisar que si se visita en verano la Toscana, más vale tener a mano el repelente de mosquitos.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *