Viaje por Soria, Navarra y San Sebastián

Este año hemos vuelto a disfrutar de nuestras vacaciones con una autocaravana de E-vans. La verdad que, cada año que pasa, el disfrute es más grande.

Salimos de E-vans León (Miguel nos tenía la auto toda preparada), dirección como siempre a cargar en Valencia de Don Juan. Este año nuestra ruta fue por tierras navarras y vascas.

Comenzamos saliendo hacia Soria capital, parando en el pueblo de Calatañazor, para ver si veíamos el tambor de Almanzor. Al pueblo no se puede subir en autocaravana,  a pie de carretera hay unos pequeños aparcamientos, con la gran suerte de que no había mucha gente. Llegamos justamente al atardecer y pudimos hacernos unas fotos muy bonitas con las vistas de toda la vega.

Aprovechamos, ya que estábamos allí cerca, para hacer una breve excursión por la Fuentona de Muriel, un manantial natural que da lugar al nacimiento del río Abión.

Dormimos esa noche en Soria ciudad, el área se encuentra en el centro comercial E. Leclerc, si quieres utilizar alguno de sus servicios tienes que comprar una ficha en la estación de servicio del mismo supermercado.

Al día siguiente teníamos concertada una visita en el yacimiento de Numancia. Recomiendo hacer la visita guiada, es muy instructiva y muy bien explicada para niños y adultos.

Yacimiento de Numancia

Terminada nuestra visita, nos fuimos a conquistar las tierras Navarras, nuestro siguiente destino fue Tudela. Queríamos ir a comprar algún cogollo y verdura típica de la zona, y nos encontramos que a la hora que llegamos era demasiado tarde, todo estaba cerrado y hasta las 17h no abrían las tiendas. El pueblo de Tudela no nos llamó mucho la atención, el área de autocaravanas estaba en una explanada muy grande, pero bastante incomoda, estaba inclinada y no tiene ningún servicio.

Como terminamos pronto la visita, nos fuimos a relajarnos al balneario de Cascante, un pueblecito a 15 km de Tudela (después de un año tan duro necesitábamos comenzar nuestras vacaciones muy relajados). 

A la salida del balneario, pusimos el GPS en busca del siguiente destino para pernoctar. Era un paraíso perdido en un olivar, el área privada de Artajo. Un autocaravanero en un red social nos habló de esta finca, que está fenomenal. El único inconveniente es que tiene que reservar la pernocta, os dejo el enlace, en menos de 24 horas, si hay sitio, os dan la plaza de la reserva.

El olivar es muy bonito, y el lugar donde está el área lo tienen muy cuidado y con todo lujo de detalles. Si se va en fin de semana, hacen una ruta por todo el olivar y te explican el proceso de la oliva. Merece la pena conocerlo.

Área de Artajo

Después de una noche pudiendo dormir casi con las puertas abiertas, nos levantamos pronto porque teníamos reservado una sorpresa para los sobrinos. Nos íbamos a un parque temático, Sendaviva. En esta parque hay un área de parking de autocaravanas, pero nada comparable con la noche pasada.

La visita de Sendavida para los más pequeños de la casa está genial, pero si vas con preadolescentes hay que armarse de paciencia. El espectáculo de aves rapaces es espectacular, tiene un show montado muy bonito y llamativo.

Después de pasar todo el día en el parque al atardecer, nos fuimos a visitar las Bardenas Reales, un parque natural y reserva de la biosfera con un recorrido de 70km a la redonda. Es un paisaje semidesértico que merece la pena acercarse a verlo.

Para terminar el día, nos fuimos a dormir a Olite. El área está al lado del castillo de Olite. Teníamos concertada una visita guiada para ver el castillo a las 11 de la mañana, hora perfecta de visita. Nos tocó una guía muy agradable que nos contó con todo detalle todos los recovecos que tenía el castillo.

Castillo de Olite

También nos sugirió que fuéramos a visitar Ujué, un pueblecito a unos 10km de Olite. Tiene una iglesia fortaleza muy bien cuidada. todo el pueblo huele a almendra garrapiñada. Nos dijeron que son típicas las almendras en esa zona y por supuesto nos llevamos unos cucuruchos de almendras para la auto.

Terminada nuestra visita cultural, nos dirigimos para dormir a Lumbier, tiene un parking sin ningún servicio. Al día siguiente nos tocaba hacer un poco de ejercicio. Hicimos una ruta en bicicleta por su Foz, vimos un montón de buitres. El lugar es muy bonito, y la ruta de bicicleta, muy sencilla. La auto la dejamos aparcada en el mismo parking dónde habíamos pernoctado, e hicimos el recorrido en bici (hay una camino alrededor del río que te lleva a la Foz).

Al terminar la ruta, comimos en el mismo parking y nos dirigimos a Arakil, tiene un área bastante tranquila y para ser muy concurrida durante los fines de semana. Está a pue de montaña y tiene todos los servicios. Si necesitáis luz, tenéis que sacar la ficha en el bar de la piscina.

Al día siguiente nos dirigimos a realizar la ruta de bicicleta de la vía verde de Plazaola. Nos aconsejó un autocaravanero que estaba en el parking que, empezáramos la ruta desde Andoain, dirección a Lekunberri, ya que es primeramente hacia arriba (no tiene mucho desnivel), como vamos con preadolescentes y una niña, es mejor primer subir y luego bajar a toda velocidad.

Vía Verde de Plazaola

El día de la excursión hacía una calor insoportable, pudimos hacer 30km entre ida y vuelta. Aunque la vía tiene mucha sombra, había una humedad y calor espantoso. Cuando llegamos a la autocaravana nos fuimos dirección a San Sebastián en busca de la playa.

En San Sebastián fue imposible aparcar en el área. Tuvimos suerte porque llegamos en fin de semana y en la Universidad dejaban aparcar. Al llegar, bajamos las bicis y nos fuimos directamente a darnos un gran chapuzón. Al día siguiente, aprovechamos por la mañana a visitar la ciudad y darnos otro chapuzón, y por la tarde continuamos la ruta.

Playa de la Concha

Nos fuimos a dormir a Zumaia, no hay área de autocaravanas, aparcamos en una explanada industrial que estaba a tope de autocaravanas. Al ser noche de domingo a lunes, no tuvimos mucho movimiento de camiones.

A la mañana siguiente, nos esperaba una excursión en barco por los Flysch. ¡Qué paraje natural más espectacular! Hay que hacer la resera en Geoparkea, merece la pena. Y si andáis bien de tiempo y os gusta caminar, hay un recorrido que va de Zumaia a Deba, todo por la costa, digno de ver.

 

Y ya para terminar, nos dirigimos a la mejor área que hemos tenido a lo largo de estos 12 años de autocaravana. Nos fuimos dirección de la reserva de la Biosfera de Urdaibai. Nos esperaban dos días de descanso y relax en la casa de los buenos y mejores amigos de mis padres. Un lugar maravilloso con unas vistas impresionantes. Aprovechamos esos dos días para hacer una excursión en canoas y unos días de playa.

 

Nuestras vacaciones se terminaban y nos quedamos con ganas de más. Para el año que viene, y si Dios quiere, volveremos a recorrer lugares impresionantes con E-vans y sus increíbles autocaravanas.

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.